SECCIONES

___ Interés General
___ del Estudiante
___ Futuros Contadores
___ Economía
___ Management
___ Marketing
___ Recursos Humanos
___ Espectáculos
___ Informática
___ Turismo
___ Reflexiones
___Números Anteriores
___Humor
SERVICIOS
____Clasificados
Deportes
Efemérides
Fútbol Europa
Ciencia al Día
Economía
Ciencia
Enfoque
Vía Libre
Semana en América Lat.
 


::  ENCUESTA

¿Estás estudiando la carrera de tus sueños?
Si. Es mi vocación y me facinan todas las materias.
Si. Aunque me aburren las materias.
No. Pero me ayuda a conseguir empleo.
No. Pero ya no quiero cambiarme.
     Resultados
 
 



  Accenture - Empleos Ciencias Económicas
Buscamos: Estudiantes o graduados universitarios de Adm. de Empresas, Contabilidad, Economía, Finanzas, RRHH. Nivel de inglés intermedio/avanzado. Se valorarán otros idiomas como Italiano, Alemán, Francés o Portugués. Te ofrecemos: Trabajos Desafiantes y Reales posibilidades de Crecimiento
Escribí palabra clave: Revista Facultades / Conocé nuestras oportunidades >

  Accenture - Empleos Ciencias Sociales
Buscamos: Estudiantes o graduados universitarios de Relaciones Laborales, Psicología, Comunicación Social. Nivel de inglés intermedio/avanzado. (Excluyente) Se valorarán otros idiomas como Italiano, Alemán, Francés o Portugués. Te ofrecemos: Trabajos Desafiantes y Reales posibilidades de Crecimiento
Escribí palabra clave: Revista Facultades / Conocé nuestras oportunidades >

banner regisoft
Cursos gratuitos de Formación Laboral

Fundación Ariel: Ciclos de Formación Laboral Más información
Claves para la búsqueda de empleo:
I Duración: 1 encuentro Arancel: Gratuito

Amia - Servicio de Empleo:
Más información
¿Cómo buscar empleo? - Club del Empleo - Cyber Empleo

Todos los Posgrados y MBAs de Argentina


Si estás interesado en realizar un Postgrado, MBA, Maestría o especialización y escuchar conferencias de destacados jóvenes empresarios, vení a Postgrados MBA Forum y encontrá la mejor oferta concentrada en un mismo lugar.

Si te registrás antes del 28 de Agosto, es gratis!

 
 
Edición Nº 49

Proyecto Squatters!!!

Cuando la Publicidad amenaza el consumo responsable y la preservación de los recursos naturales, ellos amenazan a los publicitarios que utilizan las recetas engañosas para vender sus productos.

Proyecto Squatters!!!

Resumen del Capítulo VI del "Vademékum Contrapublicitario", por Squatters! - www.proyectosquatters.com.ar 

Sus ideales sin demasiado altos, ¿pero de que otra maneras pueden ser los ideales? Nos quieren cambiar y apostar por un consumo inteligente y responsable criticando la publicidad tradicional y el manejo de los medios por parte de las empresas. Por lo menos con algunas de sus reflexiones pueden lograr que algún día los creativos apelen a las verdaderas bondades de los productos y no solo a herramientas de seducción psicológica.

Para los integrantes del Proyecto Squatters!, la necesidad de organizar la economía según la justicia y el respeto al hombre, a los recursos disponibles y a la naturaleza ya no es sólo una cuestión de opinión moral o política, es un imperativo vital que nos exige a todos la voluntad de vivir de forma responsable en lo cotidiano, como en el trabajo, el ahorro y, sobre todo, el consumo.

El consumo responsable es un concepto complejo y que en ocasiones tiene acepciones diferentes, pero todas ellas hacen hincapié en la necesidad de ajustar el consumo a las necesidades reales, no impuestas por la fascinación publicitaria, y a la hora de comprar, considerar criterios de justicia social, de solidaridad, de protección del ambiente, teniendo en cuenta el ciclo vital de los productos que consumimos (desde dónde se producen, hasta los residuos que generan).

Han fabricado un medio ambiente psíquico de mensa-jes adictivos, por obra del cual, el individuo alienado, tiende a refugiarse en los mundos
virtuales

 

El ánimo de esta forma alternativa de consumo nos mueve a preguntarnos fundamentalmente si realmente necesitamos lo que vamos a consumir. La publicidad tiene una respuesta clara y contundente a esta pregunta: sí.

Sí, porque según su "filosofía", la satisfacción de los "deseos y necesidades", ilimitados y siempre cambiantes, es la más alta prioridad en la vida de las personas.

Si la capacidad de producción de las mega-corporaciones es ilimitada; si la posibilidad de desear de los consumidores es ilimitada; si el poder para manipular e influir sobre el consumidor es ilimitado, todo esto no implica que los recursos naturales sean también ilimitados, por lo que continuar ejercitando un capitalismo corporativo salvaje, con una hiper-estimulación de los deseos, la competitividad y el consumismo mediante la publicidad, es una empresa insostenible, nociva y contraria a la preservación de la salud y la vida.

Los discursos verdaderamente terroristas que circulan por los medios de comunicación nos confunden: los problemas medioambientales y de agotamiento de los recursos naturales no tienen que ver con la superpoblación mundial, ya que un norteamericano promedio, con su nivel de consumo, contamina la naturaleza (directa o indirectamente) más que 50 africanos. Por otra parte, no es cierto que los países del "tercer mundo" no sepan cuidar sus recursos naturales, como han querido hacernos creer los voceros oficiales de las elites dominantes; por supuesto que saben administrarlos, y quizás mejor que nadie.

La verdad es que el principal enemigo del medioambiente no es la falta de productividad o de legislación adecuada de los países subdesarrollados, sino el plus de competitividad y el consumismo desenfrenado y ostentoso de los países poderosos.

¿Por qué insistimos en que es prioritario combatir el discurso publicitario? Porque es un vehículo fundamental para la promoción de modos de consumo desmesurado, irreflexivo, antiecológico, y de conductas nocivas para el medio ambiente.

Es preciso entender que para que se haya dado una contaminación ambiental como la que padecemos hoy en día, primero hubo una sistemática campaña por parte de las corporaciones para contaminar nuestro espacio mental. Es preciso tomar plena conciencia que nuestro paisaje mental está completamente contaminado por las compañías y los medios de comunicación masiva: han fabricado un medio ambiente psíquico de mensajes adictivos, por obra del cual, el individuo alienado, tiende a refugiarse en los mundos virtuales que la tecnología y el consumo le proporcionan, quedando en una posición absolutamente pasiva frente a los problemas reales del contexto social y ambiental.

De la misma forma que luchamos para salvar el planeta de la contaminación ambiental, debemos luchar por desalinearnos de la influencia del discurso publicitario y luchar por la descontaminación de nuestro espacio mental. Así podemos comenzar a transformar verdaderamente a la sociedad global deseante y frustrable, en una sociedad de consumo que sea crítica, que resguarde los valores humanos, sociales y medioambientales, y produzca antes que nada un mundo más justo, un mayor respeto por la naturaleza y la vida. Ésa es la forma de contaminar menos, en verdad.

Es cierto que las corporaciones e inclusos las mismas agencias publicitarias, por iniciativa propia muchas veces, han promovido algunas campañas "verdes", a favor de la preservación de la ecología y el medioambiente, o a favor de la toma de conciencia social acerca de estos problemas. Una actitud encomiable y digna de ser festejada, por cierto. Pero, indudablemente, se trata no de otra cosa que una nueva máscara corporativa. Por ejemplo, por cada dólar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) gasta en tratar de mejorar la nutrición de la población mundial, la industria alimentaria gasta quinientos dólares en publicidad para promover alimentos procesados.

Igualmente, por cada dólar que la agencia publicitaria empeña en enmascararse con la "onda verde", invierte cientos en promover el consumo desaforado, irreflexivo, respondiendo a los designios de la elite corporativa y manipulando la mente de los consumidores para que ignoren las alternativas de consumo responsables. 

La hipocresía también puede ser masiva e ilimitada.

Las sociedades consumistas y el mundo natural persiguen dos caminos opuestos que están a punto de colisionar. Si no las revisamos y modificamos rápidamente, nuestras prácticas de consumo van a alterar el mundo de tal modo que será imposible sostener la vida tal como la conocemos. El cambio es urgente, si queremos evitar la colisión a la que nuestros modos de vida nos están llevando.

La exposición permanente al discurso publicitario, asfixia la capacidad del consumidor para reflexionar al respecto. Por los medios, circula unilateralmente un voraz discurso consumista en el que se omite intencionalmente la posibilidad de otra forma de vida en relación con el consumo.

De este modo, el mensaje fundamentalista que reproduce la publicidad combate con coloridas producciones y gags creativos cada uno de los aspectos positivos del consumo responsable, atentando sistemáticamente, de día y de noche, por todo sitio, y hasta en nuestras propias mentes, contra la voluntad humana de preservar la vida, los recursos naturales, y el respeto por la dignidad de las personas. *

Director: Julián Pellegrin  www.proyectosquatters.com.ar

Comentarios


Ruth Flores
20.06.2010

Estimado Julián:

Este espacio fortalece el propósito que tenemos los humanos para usar y gastar nuestra vida y nuestros recursos con equilibrio y respeto, a partir de la re programación de la información y percepción de direccionados intereses.

Con afecto,

Ruth
http://www.ruthflores.org